Palacio de Jabalquinto

Descripción

Frente a la Iglesia de Santa Cruz se levanta el Palacio de Jabalquinto, uno de los máximos exponentes del estilo gótico Isabelino o tardío. Situado en pleno casco urbano de Baeza, forma un trío monumental ineludible junto a la citada iglesia y la sede principal de la antigua universidad. Juan Alfonso Benavides Manrique, señor de Jabalquinto y primo segundo de Fernando el Católico, lo mandó construir a finales del siglo XV.

Durante la Reconquista, Baeza se convirtió en el hogar de muchos nobles a los que la Corona recompensaba por sus campañas militares. Así llegó la familia Benavides desde León, que obtuvo el señorío de Jabalquinto que da nombre a este palacio.

  • Fachada

    El gótico isabelino lo encontramos en la fachada exterior, obra de Juan Guas, a través de la decoración a base de puntas de diamante, clavos de piña, frondas, florones, lazos, pináculos, mocárabes y escudos heráldicos. En esta fachada, se pueden distinguir dos proyectos distintos: dos plantas platerescas y una galería renacentista. Multitud de adornos entre los que sumergirse y descubrir todo tipo de detalles.
    La puerta principal del palacio es de arco conopial, por cuyos troncos trepan 14 figuras de niños u hombrecillos. Encima se sitúan cuatro ventanas ajimezadas con columnillas de mármol. Y sobre ellas se ven ocho escudos, cuatro del señor de Jabalquinto (donde el león tiene mucho protagonismo) y cuatro de su esposa, doña Beatriz de Valencia. La fachada se remata por cinco arcos de medio punto de época renacentista.

  • Patio

    El patio del palacio de Jabalquinto también es renacentista, aunque tardío, ya que fue construido casi un siglo después que la fachada. Hay quien atribuye su diseño al arquitecto Andrés Vandelvira, que se encontraba en la ciudad entonces trabajando para la familia Benavides, aunque no hay constancia documental de que lo hiciese en el palacio. El espacio está formado por una doble arquería de medio punto con columnas y capiteles corintios de mármol. La monumental escalera es plenamente barroca, con un arco del triunfo como acceso y con una preciosa cúpula como cubierta. Imperdible es también el jardín neoclásico, sobre todo en periodo de floración por sus preciosos rosales.
    El palacio dejó de ser residencia señorial en 1720, cuando se cedió al seminario conciliar de San Felipe Neri. Hasta la década de 1970 se utilizó como Colegio Menor. Posteriormente fue sede de la Escuela Taller de Rehabilitación del Patrimonio de Baeza. El palacio de Jabalquinto, declarado Monumento Histórico Artístico en 1931, es uno de los edificios más importantes del gótico flamígero que se encuentran en la ciudad. Hoy es la sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía.
    Jabalquinto, por cierto, es un pueblo jienense de Sierra Morena, a 38 kilómetros al norte de la capital provincial.

Imágenes 360

Galería de imágenes

Más información